El adiós del mito. ¡Larga vida a la Reina 747!

Aviación

Esta semana hemos visto, con el lagrimal a pleno rendimiento, el vuelo de entrega del último Boeing 747 fabricado. El aparato, propiedad de Atlas Air, es la última unidad jamás fabricada de un modelo que es ya historia de la aviación.

Si os parece, antes de hablar de las particularidades de esta entrega, vamos a retroceder en el tiempo. Concretamente, hasta 1965.

Por aquel entonces, Lockheed se había llevado el gato el agua en la construcción de un gran avión de uso militar, en la que Boeing ya pensó en características muy reconocibles: Carga frontal abriendo el morro, y cabina en la planta superior donde alojar los mandos. Pero fue Pan Am a través de su presidente, y haciendo valer su posición de uno de los mayores clientes de Boeing, quien sugirió la construcción de un avión más grande como solución a la congestión en los aeropuertos. El 707 y el DC-8 habían popularizado la aviación y necesitaban aviones de mayor capacidad y, por lo tanto más rentables en esa época. Boeing, en ese momento, sacó a su ingeniero Joe Sutter del desarrollo del 737 y le encargó empezar con el siguiente avión de la familia: el Boeing 747.

The Incredibles – El equipo A de la aviación

Sutter empezó a trabajar junto a Pan Am y otras aerolíneas para entender sus necesidades. Enseguida se sugirió, por parte de los posibles clientes, que este avión no tendría mucho futuro pues se creía que la aviación supersónica sería una realidad bien pronto. Boeing respondió que cuando ello pasara, el avión sería fácilmente reconvertible en carguero para seguir siendo rentable.

Pan Am ya encargó, en 1966, las primeras 10 unidades del 747-100, pero había otro problema añadido: ¿Dónde lo iban a fabricar? El futuro 747 era tan grande que no cabía en sus factorías.

Boeing tuvo que buscar entre distintas ubicaciones un lugar ideal para la producción del 747. Finalmente, escogieron unos terrenos de 320 hectáreas en Everett, al norte de Seattle.

Se dio la circunstancia que Boeing se comprometió a entregar las primeras unidades antes de terminar 1969, reduciendo un tercio el tiempo normal de producción. El tiempo era tan corto, que al equipo de Joe Sutter se le apodó “Los increíbles”.

El resto es historia y, como dicen mis queridos Sidonie, quien vence la cuenta mejor.

El Boeing 747 se convirtió en uno de los aviones más icónicos del planeta. Apodado cariñosamente “The Queen of the Skies”, surca los cielos de manera ininterrumpida desde 1969.

La competencia

Con el tiempo fueron apareciendo varios competidores, siendo el A340 el único que lo superó en longitud (en su versión A340-600). En 2003, Airbus comenzó la producción del A380 en un movimiento para competir directamente con el 747.

¿Cuál es tu favorito?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...

La pandemia del Covid-19 terminó con el A380 en 2021, tras 18 años de producción y para enfocarse en el A350, su apuesta bimotor para el transporte de pasajeros.

Boeing, por su parte, anunció que el 31 de enero se entregaría el último B747 fabricado, escribiendo así el último capítulo de esta bonita historia en Everett. Aunque hay que darle la razón al fabricante americano, el cual afirmó que cuando el 747 no fuera rentable para el transporte de pasajeros, sería reconvertido en carguero. Lo que nadie esperaba era que tardara tanto en producirse ese cambio, hasta que sobreviviera al avión supersónico del que se hablaba en 1969.

Volviendo al presente, el N683GT entregado a Atlas Air, hizo su vuelo de delivery el pasado 31 de enero, con una ruta un tanto peculiar, pero al nivel de su trayectoria: Dibujando esta bonita corona con los números 747 en su interior.

Pese a que yo hubiera optado por un diseño de pintura más representativo, este B747-8F lleva, en la parte derecha un detalle reconociendo la labor de Joe Sutter bajo la frase “forever incredible”, en alusión al equipo de profesionales encargado de dar vida al 747.

Photo: Jason Redmond / AFP

Aunque hemos dicho que Boeing ya no fabricará más B747, aún quedan pendientes 2 entregas muy especiales y poco convencionales: Ellos le llaman “VC-25”, pero a mi me gusta más el nombre de “Air Force One”.

Esta nueva entrega del avión presidencial americano merece un post para ella sola, ya que Donald Trump se encargó de que no estuviera falta de controversia.

Como siempre, os recomiendo que me sigáis en Linkedin y Twitter, así como os animo a comentar esta entrada. Siempre es un placer conocer vuestra opinión.

¡Hasta la semana que viene!

11 comentarios en “El adiós del mito. ¡Larga vida a la Reina 747!

  1. Fue mi primer vuelo cruzando el charco con un b747 de Iberia…

    Un recuerdo para toda la vida y el avión más espectacular de unos cuantos que he visto

  2. Mi primer vuelo cruzando el charco con Iberia (como muchos otros que paran por aquí). En un Madrid – New York. Tremendo avión y tremendo recuerdo 😍

  3. Que interesante! Yo fui una vez en un B747 a New York, siendo niño, recuerdo subir las escaleras para asomarme a la planta de arriba hahahahaha aunque con el guiño a Sidonie, me has robado el corazón! 🤪❤️

  4. Mi primer vuelo con un «Jumbo» 747 fue en un puente aereo BCN-MAD. Sí, sí. Increible però sí.
    Por cierto, he echado en falta que en algún momento del articulo se le denominara «Jumbo» y que no se nombre a un competidor americano anterior a los Airbus llamado Mc Donnell Douglas DC-10.

    1. Mucha gente me cuenta que, a veces, se usaba el 747 para “barrer” cuando había alguna cancelación en puente aéreo.

      Creo que el DC10 merece un artículo para él solo. Me has dado una idea 👌

      Moltes gràcies!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *