El nuevo MINI y el fenómeno hater

MINI, Personal

El tema de la semana ha sido, sin lugar a dudas, la vuelta a Atlanta de un vuelo con destino Barcelona que, según la tripulación (y vídeos que hemos visto todos), estaba hasta arriba de heces.

He decidido NO hablar sobre ello por dos motivos:

  1. Iba a ser un post de mierda. (jeje perdón por el humor semántico-escatológico)
  2. Forbes España ha publicado uno de los pocos artículos serios sobre este tema.

Cambio de planes

Tras renunciar al chiste fácil sobre caca, he decidido seguir con el plan inicial y hablar de la presentación del nuevo MINI. Pero no desde el punto de vista de especificaciones, consumo eléctrico, puntos de carga o aspectos aburridos. Lo haré desde el punto de vista de los haters.

El viernes pasado, BMW Group presentó el nuevo Mini Cooper SE y el nuevo MINI Countryman. Para los que esto os suena a chino, es como si un fabricante de aeronaves presentara 2 nuevos modelos a la vez. Uno de tamaño reducido y extrema maniobrabilidad, y un avión más grande, con más autonomía y capacidad.

Siguiendo con el símil aeronáutico, ante una hipotética presentación de dos aeronaves se valorarían distintos detalles:

  • Autonomía
  • Capacidad
  • Seguridad
  • Peso máximo al despegue
  • Tecnología

Como ves, un sinfín de características. Quizá, al final, entraríamos a decidir si nos parece bonito o no.

Pero MINI tiene un problema, que entiendo que se puede extrapolar a otras marcas con una comunidad detrás, salvando las distancias. Un problema que yo no llego a entender muy bien, pero sé identificar y huir de él cuando lo detecto: los falsos purismos.

«Ya no es un MINI»

Esta es la tercera generación de MINI que veo nacer desde muy cerca. En todos los lanzamientos se ha repetido el mismo patrón bajo la misma frase: “Esto ya no es un MINI”.

Y esto te lo dice alguien que tiene un MINI de 2016. Lo que ignora (voluntariamente), es que 7 años atrás, alguien dijo lo mismo sobre tu coche cuando salió al mercado.

Entonces. ¿Qué es un MINI? ¿El clásico fabricado en 1996 con motor de inyección multipunto? Siguiendo con esa línea de pensamiento no debería, porque alguien que tiene una unidad de 1972 puede decir que los Mini de verdad deben ser de carburación.

Lo que no quiere admitir el propietario del Authi Mini del 72 es que su coche se fabricó en Pamplona y no es inglés.

Llegados a este punto, yo quiero hacer una pregunta capciosa:

¿Es más Mini un coche navarro de los 70 o un modelo nuevo, de 2023, fabricado en Oxford, el mismo lugar donde la BMC (o British Leyland Motor Co.) ya fabricaba los Mini en los 60?

¿Dónde quiero llegar? Pues que si nos ponemos a hilar fino, todo Mini que no tenga bisagras en las puertas y las ventanillas correderas no debería ser considerado auténtico. En cambio, esta semana me contactaba por correo el orgulloso propietario de un Innocenti del 72. Esa unidad es muy, muy especial. Es un Mini fabricado en Italia. Pero es un Mini con todas y cada una de sus letras.

Puede que se trate de un proceso de aceptación normal en cada nuevo modelo, también causado por el hecho de que MINI no es simplemente una marca de coches. Es algo especial y, por tanto, la exigencia es máxima.

El problema radica en que todas esas críticas son cíclicas y se basan en la primera foto que han visto de un coche que ni han tocado, ni han tenido a la vista sin una pantalla de ordenador por medio.

Podría entender que alguien dijera que no le parece bonito. O que la línea estética se aleja lo que él cree que debería ser. Pero no entenderé nunca quien se otorga la capacidad y autoridad para decidir qué es un Mini y qué no lo es.

Dicho esto, quiero mostrarte ambos coches. Empiezo por el no-MINI Cooper SE.

Evolución del Mini – Fuente: BMW Group

Como acertadamente dice Fernando Duran en su artículo de esta semana en TheComminity, este MINI es la reinvención del clásico, más que una nueva generación. Eso se nota en detalles como los retrovisores, la calandra delantera o, sobre todo, el interior.  

Siguiendo con sus planes de ser una marca 100% eléctrica, MINI ha mejorado notablemente la capacidad de sus baterías y, con ello, la autonomía. En este modelo, BMW Group anuncia más de 400km sin incómodas paradas a cargar. Permíteme que lo ponga en cuarentena hasta comprobarlo, pues los 230km del anterior Cooper SE se me hicieron demasiado cortos y no cumplieron expectativas.

¡Alto en el camino! Antes de hablar del nuevo MINI Countryman quiero pedirte que te suscribas a mi newsletter. Es gratis y lo pido siempre, pero hoy es un día muy especial: ¡Estoy a un suscriptor de llegar a la increíble cifra de 100.000! ¡Te dejo el formulario justo aquí debajo para que procedas de inmediato!

MINI Countryman: Más grande. Más de todo.

El modelo Countryman ha ido de menos a más. Le costó coger el ritmo de ventas en su inicio. Tanto, que tuvieron que apostar muy fuerte por él en el mundial de Rallyes. La segunda generación del Countryman, más grande y refinada, fue la consolidación total del modelo. Conservaba parte de las sensaciones de conducción, era cómodo, espacioso… era perfecto para mantener el espíritu MINI en situaciones donde no podías seguir con un MINI de 3 puertas y menos de 4 metros.

Vista frontal de las 3 generaciones de MINI Countryman

La segunda generación de Countryman ya incluía una versión híbrida enchufable, con 50km de autonomía en conducción eléctrica. Así pues, el siguiente paso lógico en la evolución debía ser una versión 100% eléctrica.

Aunque el MINI Countryman contará (o debería) con versión combustión, desde BMW Group se anuncia una autonomía de 463km en la versión de 150 kW/204cv, y 433km en la versión de 230 kW/313cv.

Tecnología: Su punto fuerte

Uno de los campos donde MINI da el salto más grande es en el tecnológico. Con un sistema operativo propio basado en Android, la marca asegura actualizaciones constantes y opciones de personalización casi infinitas. El velocímetro central pasa a ser una enorme pantalla circular, con cambios de skin 100% personalizables. La APP de MINI cobrará un nuevo sentido, permitiendo al propietario modificar parámetros remotamente.

Interior del MINI Countryman, con la gran consola central personalizable.

Está claro que MINI ha apostado por romper la línea continuista de los anteriores modelos, que seguían una evolución lógica (lineal, incluso) del MINI del 2000 diseñado por Frank Stephenson. Han sido valientes y sólo el tiempo (¡y las ventas!) dirán si han estado acertados.

Pese a todo eso, ya sabemos que, hagan lo que hagan, los falsos puristas seguirán repitiendo su estribillo: “Esto ya no es un MINI”, mientras conducen un coche fabricado en 2016.

Como reflexión personal, creo que la vida es demasiado corta como para estar todo el día de mal humor, criticando sin pararnos a pensar si realmente lo que estamos diciendo tiene sentido incluso para nosotros. Para ello, siempre hay que intentar aprender de los argumentos del resto, aunque a veces sea complicado.

Sigo hablando de mi: Me muero de ganas de probar ambos modelos para criticar lo que haya que criticar, como ya he hecho con la autonomía del actual MINI Electric. Muy pronto tendrás novedades en ese aspecto.

¡Hasta aquí el post de hoy! Espero con mucha atención tus comentarios sobre esta nueva generación de MINI. Si quieres desarrollar más tu respuesta y entrar en un debate sano, te recomiendo que me sigas en Linkedin o Twitter.

Lecturas recomendadas

Pero no quiero cerrar este post sin recomendarte dos artículos que he mencionado y me parecen muy interesantes:

PD: Finalmente no he hablado de heces en un avión, aunque haya hecho un poco de «trashtalking» con los falsos haters. Eso, amigos, también es echar un poco de mierda 🙂

PD2: Si no te has creído la cifra de suscriptores que he dado unas líneas más arriba estás en lo cierto. Ha sido una pequeña broma. Mejor usa este otro formulario de aquí debajo y súmate a los más de 450.000 suscriptores de esta gran comunidad.

¡Hasta la semana que viene!

2 comentarios en “El nuevo MINI y el fenómeno hater

  1. Mucha suerte con el número de suscriptores Loquillo. Muy entretenido el post, también decir que el mundo está lleno de envidia y aquí se puede respirar con los haters como bien dices, la vida evoluciona.
    Enhorabuena una vez más y mucha mierda de aquí en adelante (en el buen sentido 😉 )

  2. Como ya dejé por otra RRSS es un MINI y será un MINI pese a los haters. Podrá gustar más o menos, tener más o menos cosas que mejorar, pero al igual que el tiempo las cosas deben evolucionar y las nuevas tecnologías así lo exigen.

    Eso si, espero con ansia esa review para ver realmente lo que da de sí esa autonomía.

    Gran contenido de nuevo 💪🏻😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *