Dive Bahrain Boeing 747

Un 747 hundido en el mar… ¡a propósito!

Aviación

Estoy seguro que cuando pensáis en un Boeing 747 lo visualizáis en el aire, con sus cuatro motores a pleno rendimiento. Con algún destello en su fuselaje impoluto. Os reconozco que yo también. Por eso mismo me sorprendió, y mucho cuando, gracias a un buen amigo, descubrí este curioso jumbo.

Ya sabéis que me gusta tirar del hilo, y esta ocasión era perfecta para enfundarme el sombrero de detective y el ponerme el monóculo. Muy pronto empezaron a asaltarme multitud de dudas: ¿Cómo termina un 747 bajo el mar?; ¿Procedería de un incidente/accidente?; ¿Quién operó ese avión anteriormente?. Empezamos por el principio.

Malaysian Airlines, primer operador del «Jumbo hundido»

Efectivamente, tras su fabricación este Boeing 747-200BSF fue entregado a Malaysian Airlines. Concretamente el 8/4/82, cuando Naranjito ya hacía de las suyas en la previa del Mundial de Fútbol celebrado en España, la compañía malasia recibía este B747. Lo hacía bajo la matrícula 9M-MHJ y lo estaría operando hasta marzo de 2005, cuando lo almacenaron en Kuala Lumpur.

9M-MHJ – Photo: Demo Borstell – PlaneSpotters.com


En agosto de ese mismo año 2005, Focus Air Cargo tomó el control de ese aparato y lo tuvo dando barrigazos lleno de carga hasta 2008. En ese espacio de tiempo, el jumbo lucía la matrícula N361FC.

El último operador de el ya veterano Boeing 747 fue Air Atlanta Icelandic. Tras pintarlo completamente de blanco y rematricularlo como TF-AAA, movieron cargo por todo el mundo hasta 2013, cuando fue almacenado en Bahrain.

Una nueva vida para este 747

Posteriormente al desguace de este aparato, y antes de empezar a recortarlo en placas de unos pocos centímetros para hacer llaveros, alguien tuvo la idea de hundirlo en el mar para crear un arrecife artifical con el que atraer peces (¡y submarinistas!).

Si esto hubiera pasado en España, imagino a 4 personas, pacharán en mano, pronunciando esa frase-desencadenante de las mayores locuras que se pueden cometer: «A que no hay h***s!». En Bahrain, no sé como sería esa frase, sinceramente.

Photo: Dive Bahrain

Dicho y hecho, decoraron el jumbo como quisieron, lo llevaron navegando unos metros mar adentro, y lo hundieron. Pero eso no es todo, sino que había una idea alrededor. Montaron un parque decidado al submarinismo para sacarle rendimiento económico. En él, uno podía realizar inmersiones con sus guías o sacarse titulaciones con la asistencia de sus instructores.

Justo después de inaugurar el parque llegó la pandemia del Covid-19 y, sinceramente, no parece que hayan retomado la actividad. Dive Bahrain no publica en su Instagram desde su apertura y la instalación ha recibido numerosas quejas porque el jumbo no está llevando muy bien su vida submarina y se están desprendiendo piezas. Con afectaciones a la naturaleza, se está consiguiendo justo lo contrario de lo que se pretendía.

Aún así, desde el Ministerio de Turismo de Bahrain (BTEA) se confirma que se está planteando sustituir el viejo Jumbo por un nuevo aparato. Habrá que esperar unos meses con qué nos sorprenden. ¿Quizá el A9C-HAK, perteneciente en la actualidad a la familia real?

A9C-HAK – Photo: JetPhotos

¿Algún aficionado al submarinismo en la sala? ¿Qué pensáis sobre esta segunda (o cuarta, ya…) vida para este Boeing 747? Os leo en los comentarios como siempre. También podéis conectar conmigo en Twitter o Linkedin. Si, contra todo pronóstico, aún no estáis suscritos a mi newsletter, sólo os digo que estoy realizando un sorteo entre todos los que estáis dados de alta.


PD: Sí, el «sólo» de unas líneas más arriba es un homenaje al diacrítico y la manera de celebrar que la RAE haya admitido un gran error cometido 13 años atrás.

¡Hasta la semana que viene!

8 comentarios en “Un 747 hundido en el mar… ¡a propósito!

  1. Muy interesante. Supongo que tiene el síndrome del galeón hundido, que las piezas metálicas que no están tratadas correctamente tienden a destruirse y desprenderse. Los barcos de madera hundidos (galeones y demás) acaban desmontados no porque sean de madera, sino porque los clavos que unen las maderas son metálicos y el salitre los corroe hasta que la estructura colapsa como un castillo de naipes.

  2. Claro, porque lo que el medio ambiente realmente necesita es la contaminación de un avión gigante hundiéndose en sus aguas. Aún no entiendo porque en las islas medas o en cualquier cala de la costa brava no tenemos alguno. ¡Una idea verdaderamente genial!

  3. Buenos recuerdos guardo haciendo snorkel en Cuba, cerca del arrecife, rodeando la caldera de un barco hundido.

  4. Madre mía mira que les gustan las excentricidades a estos… Jajaja yo paso de bajar ahí abajo con la cantidad de medusas que se ven en el vídeo 😅😅😅

  5. Uuyyy si eso pasa en España los amigos dirían
    – Y esto es culpa de la Comunidad
    – Menudo gasto del gobierno
    – Seguro que es un chiringuito de unos amigos

    En fin hay tantas posibilidades 🤣

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *