El primer Mini enviado a la india, en 1959 a bordo de un Super Constellation de Air India.

El primer vuelo de un Mini

Aviación, MINI

Aunque para mí, todos los artículos son especiales, el de hoy lo es un poco más. Hace ya algunos meses, mi amigo y compañero de batallas en TheComminity Fernando me regaló una foto. En ella, se podía ver un Mini Mk1 entrando en lo que parecía la bodega de un avión.

Cabe detallar que, cuando Fernando regala fotos, estas tienen una alta probabilidad de tener algo especial. Además, que siempre serán fotografías originales de época, nunca se tratará de reimpresiones.

En este caso, basta con darle la vuelta al documento gráfico para ver que se trata de la fotografía original que se envió a la prensa en septiembre de 1959 informando de lo siguiente:

A Morris Mini-Minor being loaded into an Air-India International aircraft at London Airport after a request had been received from Hindustan Motors Ltd., for one to be sent as soon as possible. Space was reserved in the first available aircraft, which was scheduled to arrive in Calcutta within 60 hours of leaving London, and the new BMC model made its first flight.

Recorte del periódico del 12 de septiembre de 1959

Como ves, al pie del pequeño recorte de periódico se puede extraer información valiosa:

  • La fecha de publicación es 12 de septiembre de 1959. Tan sólo 2 semanas después del lanzamiento oficial del Mini.
  • Es el primer Mini exportado en avión.
  • Se va en un vuelo de Air India hacia Calcutta.

Pero a mi ese día Fernando, más que un regalo, me hizo una putada. Me iba a dejar noches sin dormir pensando en muchas cosas. Cada vez me hacía más preguntas, tipo:

  • ¿Qué aviones realizaban servicios entre Reino Unido y la India a finales de los años 50?
  • ¿Qué modelo de avión es?
  • ¿Por qué era un pedido urgente que no viajaba en barco? ¿Para quién era ese Mini?
  • Si la foto se publica el día 12 de septiembre en un periódico… ¿Qué día despegó realmente ese avión?

Me puse a buscar información sobre la flota de Air India en los años 50, pero vamos a empezar por el principio.

Tata Airlines

Air India no ha sido siempre la denominación comercial de la aerolínea del país. En sus inicios, allá por 1932, Jehangir Ratanji Dadabhoy Tata, conocido como J.R.D. Tata, fundó Tata Airlines. El empresario, miembro de la familia Tata, también fundó otras compañías como Tata Motors o TCS (Tata Consultancy Services).

No es hasta después de la independencia de India cuando el gobierno del país entra en el accionariado con un 49% de las acciones, incluyendo una cláusula de compra del 2% que necesitaba para mandar sobre la compañía. Cláusula que ejecutarían a las primeras de cambio para controlar la aerolínea. Para entonces ya se le cambió el nombre y se le llamó Air India, denominación que aún conserva a día de hoy.

Air India – Vuelos internacionales

El primer vuelo internacional de la compañía de bandera fue un Bombay – Londres, que cubría con un Lockheed Constellation L-749A haciendo escalas en El Cairo y Ginebra. El primer Constellation que tuvo Air India, llamado Malabar Princess y con matrícula VT-CQP, terminó accidentado en el Montblanc en 1950.

Ya en 1954 empiezan a recibir sus primeros Super Constellation, y es aquí donde nuestra historia se empieza a poner interesante, porque no es hasta 1960 que Air India no entra en la llamada Jet Era, así que ya sabemos qué modelo de avión transportó el primer Mini a la india. Seguimos investigando.

Rebuscando en internet vi que el Super Constellation tenía algunas variantes, que incluían o no la puerta de carga lateral. Obviamente que el aparato que buscaba era de esos con la apertura lateral, así que seguí buscando.

Lockheed Super Constellation con puerta lateral de carga – Photo: Air India Collector

Quise tirar un poco más del hilo en esa línea y me puse en contacto con, probablemente, el grupo de personas que más sabe sobre Air India en la actualidad. El sitio web Air India Collector, liderado por Piyush Khaitan y Dharmdev Maurya, es quizá el rincón de internet con más información sobre Air India, pero también sobre la historia de la aviación en ese país.

Ellos me guiaron con horarios y frecuencias del servicio Londres – Calcutta en esa época, para descubrir que el vuelo tuvo que salir de Londres el 9 de septiembre de 1959, con el Mini bien cargado en su bodega. El número de vuelo era AI104 y llegaría a Calcutta al día siguiente, y no a las 60 horas como decía el periódico.

Reporte de horarios de Air India en su ruta hacia el «Far East», cortesía de Air India Collector

Como curiosidad, el vuelo AI104 hoy une los aeropuertos de Washington y Delhi. Lamentablemente no está relacionado con Londres.

¿Para quién era ese Mini?

Ya sabemos en qué avión y hasta el número de vuelo nos falta saber para quién era y por qué tanta prisa. Lo único que conocemos es que fue un pedido de Hindustan Motors, así que lo suyo será conocer primero la compañía automovilista.

Hindustan Motors Ltd, fundada en 1942 por B.M. Birla con la colaboración de William Morris, muy pronto empezó a fabricar sus propias versiones de modelos ingleses, como el Hindustan 10 (inspirado en el Morris Ten).

Se decía que, igual que pasó con Enzo Ferrari y Sir Alec Issigonis, hubo una muy buena sintonía entre B.M. Birla y William Morris, así que no es de extrañar que la relación comercial también fluyera entre ambas compañías.

No es hasta 1957 cuando Hindustan da con la tecla y empieza a fabricar y vender el coche más famoso en la historia de India: El Ambassador.

Hecho a partir de la base del Morris Oxford III, el Ambassador se ha estado fabricando hasta 2014, fecha en la que se paró la producción tras 57 años.

Como ves, la relación entre ambas empresas (y sus líderes) llevó a escribir una página en la historia del automovilismo, pero déjame volver al señor Birla.

B.M. Birla, además de empresario, apoyó la creación de numerosas instituciones en la India, como el Birla Institute of Technology, el B.M. Birla Science Museum, o el B.M. Birla Planetarium, así como numerosas escuelas.

La misma Hindustan Motors Ltd hizo un pedido de 8 Mini  para comercializar en India, que fueron enviados en barco en 1959, llegando a India en diciembre vía Lisboa. Entre ellos, este precioso Mini que aún se conserva en Goa.

Pero claro, estos Mini se enviaron al mismo tiempo que la unidad que nos ocupa hoy, pero nuestro protagonista salió en avión, con un incremento de costes brutal. Ese coche no podía ser para vender.

Mi teoría es que este Mini fue un envío personal de William Morris para B.M. Birla. Un regalo como muestra de gratitud por una fructífera relación comercial. Aunque las grandes mentes empresariales nunca dejan de trabajar, así que el motivo secundario fue el de intentar explorar la posibilidad de fabricar Minis en las fábricas de Hindustan. Cosa que, visto lo visto, no se llevó a cabo.

El primer vuelo de un Mini fue el 9 de septiembre de 1959, y estoy seguro que nadie se imaginaba que 64 años más tarde aún estaríamos hablando de ese AI104 con destino Calcutta. En la actualidad, un miembro de la familia Birla tiene una gran colección de coches. Se trata de Kumar Mangalam Birla. Quién sabe si tendrá en su poder el pequeño Mini…

Aquí termina la historia de esta semana. Espero que te haya gustado conocer algunos detalles este vuelo tan especial.

Este post quizá es la fusión perfecta entre los dos temas principales del blog: Aviación y Mini conviven de una manera sorprendente en este espacio, aunque lo de hoy probablemente es la ocasión de oro para que te adentres en uno de los temas, si eres aficionado del otro.

También me gustaría animarte a que te suscribas a la newsletter, donde recibirás puntualmente cada sábado todos mis nuevos post. Sólo tienes que introducir tus datos en el formulario de aquí debajo.

Y si aún no me sigues en Linkedin y Twitter hazlo cuanto antes. Ahí podemos conversar más a menudo sobre automoción, aviación, y otros temas.

Si no, nos volvemos a leer el próximo sabado.

¡Hasta la semana que viene!

6 comentarios en “El primer vuelo de un Mini

  1. Excelente artículo, muy interesante. Ser propietario de un pedacito original de la historia de la aviación y del mundo del motor es importante, pero lo mejor de este tipo de fotos es la parte de investigación histórica, resolver el misterio como si fueras un Indiana Jones moderno.
    Creo que las noches de insomnio han dado fruto de la mejor manera posible. Ahora… quién sabe si dentro de otros 60 años alguien hablará sobre nosotros en otro artículo, sacado de una foto que quite el sueño a alguien que todavía no ha nacido.

  2. Que chulo el detalle del GRANDE de Fer y chula la investigación a la que te ha llevado.

    Estaría chulo si alguien te diera la manera de contactar con Mr Birla y ver si está en su colección 😁

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *