Los Mini de Enzo Ferrari

MINI

Hoy te traigo una historia que llevo bastante tiempo queriendo publicar. Tanto, que me ha dado tiempo a comprar la única revista que ha sacado fotos de ese coche. Revista que me ha costado horrores conseguir y, tras discusiones con la editorial vendedora en Ebay, he recibido por partida doble. Cosas del directo 🙂

Seguramente sabrás que Enzo Ferrari empezó a vender coches en serio para pagarse las carreras. Es decir, Ferrari no empezó siendo una marca de coches que dio el salto a la competición sino al revés: La Scuderia necesitaba dinero para competir con los coches que fabricaba, y Enzo decidió empezar a vender sus obras de artesanía para ese fin.

Artesanía pura como podemos ver en algún fragmento de la película “Le Mans ‘66”, no es de extrañar que cualquier coche que perteneciera al Commendatore fuera muy, pero que muy especial..

Como todo lo relacionado con ciertas personas, esta historia parece más un cuento, una fábula. Te voy a hablar de un coche en el que seguramente se montaran 3 auténticas leyendas: Sir Alec Issigonis, John Cooper, y Enzo Ferrari. Te presento su Mini. O uno de ellos.

Enzo Ferrari, siempre rodeado de gasolina y motores con muchos cilindros, era un tipo al que parece le encantaban los coches “mundanos”. Se dice que conducía un Fiat 128, lo cual tendría sentido pues vendió parte de su empresa al grupo italiano.

Pero todo cambió cuando Issigonis y John Cooper se juntaron en lo que quizá es la asociación más fructífera en el mundo de la automoción. El Mini Cooper S llamó la atención de Enzo Ferrari y muy pronto se interesó por él. Cuentan que Ferrari compró el primer Mini Cooper para investigar qué hacían sus rivales en la Formula 1.

Alec Issigonis, al ver el interés del italiano, decidió fabricar una pieza exclusiva para él. ¿Te montas en él?

Interior

Si un vistazo rápido ya dejaba claro que este Mini no era normal, subirse en él ya es la constatación de que no faltó detalle en su construcción.

Interior del Mini fabricado para Enzo Ferrari – Photo: Massimiliano Serra
  • Asientos y tapizados en piel y costuras en rojo, similares al Ferrari Daytona.
  • Cuadro de madera con instrumentos extra, como el cuentarevoluciones
  • Retrovisor central encima del salpicadero y no en la parte superior de la luna
  • El maletero y el suelo del habitáculo estaban también revestidos de piel vuelta

Exterior

Por fuera, el Mini presentaba un aspecto peculiar. Issigonis modificó el frontal e integró las luces antiniebla en la carrocería, dejando una disposición especial y exclusiva a partes iguales.

Además, cuenta la leyenda que Alec Issigonis llevó personalmente el regalo a Maranello. Nada más quedarse a solas con su nuevo Mini, Enzo Ferrari pidió repintarlo en gris ya que “Sólo un Ferrari es digno de ser pintado en rojo”. Genio y figura.

El Mini de Enzo Ferrari – Photo: Massimiliano Serra

Mi teoría – El aterrizaje de los ingleses en Italia

Aquí quiero entretenerme, recrearme, y quizá estirar un poco del hilo. Buscando muchísimo sobre el aspecto frontal de este Mini, he encontrado mucha información que me ha llevado a crearme una teoría. Te la cuento.

Ferrari, en su objetivo de ganar algo más de dinero, empezó a pensar en un modelo de motor más contenido. Un deportivo asequible. En ese momento, presentaron el Ferrari 854 o la Ferrarina. ¿Recuerdas la disposición de luces del Mini? Aquí debajo te lo pongo fácil 😉

El proyecto de la Ferrarina fue ofrecido a Beretta, el fabricante de armas, que quería entrar en el negocio de la automoción. También a Innocenti, la marca italiana de vehículos (¡y fabricante de la Lambretta!) . Finalmente, el proyecto se reconvirtió y finalmente fue ASA quien lanzó el deportivo «asequible»: ASA 1000 GT.

ASA 1000GT en el Museo Ferrari – Photo: Wikipedia Commons

Pero, y aquí empieza lo interesante… ¿No te parece sospechoso que Ferrari se interese por los motores pequeños, Issigonis le regale un Mini en 1964, e Innocenti, marca con cierto contacto con Maranello, empiece a fabricar sus propios Mini?

Ahora dirás que Innocenti ya fabricaba el Austin A40 anteriormente. Pero sin duda que Issigonis se encargara personalmente del Mini del mismísimo Enzo Ferrari tiene algo que ver en esto. O la British Motor Coporation colaboró con Ferrari en los bocetos iniciales la Ferrarina, o definitivamente Enzo Ferrari medió en el acuerdo entre la BMC e Innocenti, que fabricarían bajo licencia inglesa sus modelos más famosos.

Volvamos al Mini. ¿Dónde está ahora?

Este Mini está actualmente en manos de Carlo Navone. Su padre, Giuseppe Navone, fue piloto de la Scuderia. Hasta ganó la Mille Miglia de 1948 junto a Clemente Biondetti, a los mandos de un Ferrari 166S. Años más tarde, Navone terminaría como probador de los nuevos modelos de producción. En los años 70 Giuseppe y Enzo, ya convertidos en amigos, firmaron el documento de compraventa de este Mini tan especial, en favor de Carlo.

Documento de compraventa del Mini, de Enzo Ferrari a Carlo Navone

La familia Navone utilizó el Mini durante un tiempo para posteriormente dejarlo encerrado en el garaje durante décadas. Más tarde, Carlo decidió restaurarlo coincidiendo con el 50 aniversario de la gran victoria de Mini en el Monte Carlo de 1964. Parte de la restauración incluyó una modificación del bloque motor de 1275cc y el cambio de los carburadores por unos más eficientes y más silenciosos. Como broche final, Navone devolvió el Mini al color rojo que Enzo Ferrari hizo quitar.

No dudo que los Ferrari tengan que ser rojos, pero si hay un coche digno de lucir en rojo, ese es el Mini Cooper, tras sus brillante trayectoria en los rallyes. Bravissimo, Carlo!

Te dejo una galería de fotos realizadas por Massimiliano Serra para el número de julio 2015 de la revista RuoteClassiche.

¡Hasta aquí la historia de hoy!  Espero que te haya gustado el post sobre este Mini tan especial. Recuerda seguirme en LinkedIn y Twitter para que podamos conversar sobre aviación y automoción. Te dejo aquí debajo un formulario para que te suscribas también a la newsletter, donde recibirás, puntualmente y gratis, todos mis nuevos artículos.

¡Hasta la semana que viene!

5 comentarios en “Los Mini de Enzo Ferrari

  1. Curiosa historia, solo conocía parte de ella. Pedazo de investigación te has pegado 👏🏻

    Por cierto, el ASA 1000GT se parece mucho a los primeros Alpine ¿O solo me lo parece a mi?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *