Asociación Amigos de la Aviación Histórica: Activismo aeronáutico

Aviación

Cuando publiqué la historia de un grupo de entusiastas alemanes que sacaron un Focke-Wulf 200 de un fiordo en Noruega y lo restauraron completamente no me imaginaba que, menos de dos meses después, estaría escribiendo sobre otra restauración, esta vez mucho más cercana.

Nada más compartir el artículo del Cóndor, contactó conmigo Luis Pamos, miembro de la Asociación Amigos de la Aviación Histórica, con base en Son Bonet (Mallorca). Él me contó que había un grupo de personas que estaba restaurando un DC-3 y que tenía también en su punto de mira un Antonov AN-2.

Obviamente no podía dejar pasar la oportunidad y quise ir a verlo. Además, preguntando en mi círculo de amigos, descubrí que uno de ellos, de los mejores que tengo, conocía a otro miembro del grupo. El círculo se cerraba.

Dicho y hecho, en noviembre ya estaba volando a Palma para descubrir el trabajo que están haciendo, y contártelo aquí. ¡Empezamos!

El Douglas DC-3 / C47 Skytrain «Gerónimo»

Empiezo con el Douglas DC3. Se trata de un avión fabricado en 1942 que sirvió para la USAF. Lo hizo, desde 1943, transportando tropas. Podemos decir que esta aeronave es otra superviviente de la Segunda Guerra Mundial.

Fabián Blesa, mecánico de aviones y miembro de la asociación, me contaba que un día recibieron la visita del director del Royal Air Force Museum, el cual aportó datos sobre este mismo avión, incluyendo la matrícula de la fuerza aérea americana. Pero hay más. El mismo hombre adjuntó 5 fotos del DC-3 sirviendo para la USAF en Libia. Gracias a esas fotos, la asociación ha podido pintar el avión exactamente como voló en sus orígenes.

DC-3 Geronimo – Photo: Asociación Amigos de la Aviación Histórica

Más tarde, esa misma persona les puso en contacto con un departamento de aviación histórica de la USAF, los cuales pudieron aportar incluso un parte de accidente en Florida, en el que el DC-3 tocó con la punta del ala izquierda en unos árboles.

¿Que por qué te cuento este accidente menor? Pues porque 70 años más tarde, a Fabián se le ocurrió pasar unos cables por el plano izquierdo y topó con parte de la estructura que estaba completamente sellada, sin el espacio para pasar los cables, como sí estaba en el lado derecho.

Después de muchas vueltas por el mundo, terminó en Aeromarket Express, compañía aérea española dedicada a la carga aérea. Una vez llegó a España, este avión fue rematriculado como EC-EJB. Registro que me transporta directamente a 1964, con Paddy Hopkirk ganando el rally con el Mini Cooper 33EJB.

Como decía, este aparato sirvió los últimos días de su vida aérea transportando carga hasta que tuvo una avería en uno de sus motores. Tras revisarlo, se descubrió que el motor no tenía suficiente compresión en varios de sus cilindros y la compañía ya no pudo afrontar el coste. Aeromarket cesó operaciones y el DC-3 (C47 Skytrain) quedó abandonado en Son Bonet.

Tras más de 15 años a su merced en la plataforma del aeropuerto, AENA movió el avión hasta sus jardines en el aeropuerto en 2007.

Ese podría haber sido el final de este aparato. Llevado a reciclar. Pero empieza lo bueno.

Los inicios de la asociación

La Asociación de Amigos de la Aviación Histórica nace en 2018 con la preocupación de los socios fundadores por dos aeronaves que se encontraban en los jardines del Aeropuerto de Son Bonet. Ambos aviones, el Douglas DC-3 (C47 Skytrain) del que ya te he hablado, y un Antonov AN-2, estaban cada vez más deteriorados a sufriendo las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo.

De ese modo, en noviembre de 2019 firmaron un acuerdo con AENA que les autorizaba a trabajar en la restauración de ambas aeronaves. Empezaba la aventura.

A partir de ahí, un total de más de 50 personas han ido colaborando en distintas tareas sobre el Douglas, dejando el Antonov para más adelante.

Fabián Blesa: el círculo se cierra

Fabián me causó buena impresión nada más conocerle. Tras cuatro palabras, alguien dijo que había volado con este avión. Yo, obviamente, pregunté si en ese modelo, o si en esa unidad.

Culo torcido el mío cuando él mismo me confirmó que había volado en este mismo avión.

Fabián trabajó en Aeromarket como mecánico de vuelo, en una época en las que se volaba con mono y no con camisa blanca. Me contó anécdotas de navegación de entonces, de la dificultad de volar cargados hasta los topes de pan inglés o de traer la prensa madrileña todos los días.

Ahí entendí el motivo por el que Fabián estaba en ese grupo. La mirada al avión es una mirada desde el cariño. Fabián colabora en la restauración de este aparato porque es una manera de honrar su propia carrera profesional. El círculo se cierra con cada nuevo remache que él mismo pone en el avión.

Antonio y Fabián posando orgullosos con el DC-3

Amigos de la Aviación Histórica: Presente y futuro

En la actualidad, la asociación presidida por Guillem Company tiene muy adelantados los trabajos en el DC-3 pero no quiero quedarme con eso, sino contarte cómo sobreviven.

La asociación tiene una cuota de socio anual para cubrir sus gastos administrativos. Además, cuenta con algunas donaciones particulares y empresariales. Por poner un ejemplo, un herrero extranjero con residencia en Mallorca construyó y donó a la asociación una escalera a medida para poder subir al DC3 con seguridad.

Actualmente, el DC-3 está dotado con una pantalla y equipo de audio en su interior donde ya se pueden proyectar documentales para que niños de escuelas puedan visitarlo.

Interior del DC-3

Guillem me contaba que tienen planes más ambiciosos, como la creación de un museo aeronáutico para acercar la historia de la aviación balear a la población. De ese modo, aeronaves y material diverso puede quedar a cubierto y sobrevivir al paso del tiempo.

Eso dependerá de dos factores principalmente:

  1. Que AENA se implique y ceda uno de los hangares que actualmente se encuentran en desuso en Son Bonet. Eso es primordial y de hacerse hoy mismo ya llegaría muy tarde. El DC-3 no puede pasar más tiempo a la intemperie. Ese avión ha vuelto a la vida y es una pena que siga en un jardín sin ningún tipo de protección. 50 personas están invirtiendo mucho tiempo y dinero en este avión.
  2. Que empresas del sector conozcan de la existencia de la Asociación y colaboren con ella. Se está creando algo muy bonito y es el momento perfecto para apoyar este grupo de personas y el gran trabajo que están llevando a cabo de manera desinteresada.

En conversaciones informales, comentamos que el trabajo de restauración del DC-3 es una especie de terapia. Ayuda a dejar los problemas atrás y centrarse en devolver a la vida un aparato que estaba condenado a terminar sus días en una planta de procesado de chatarra. Todos tienen un motivo para estar en el grupo y no necesariamente son personas con conocimientos aeronáuticos.

Tengo que decir sinceramente que también lo fue para mí. Ver lo que se está haciendo en ese rincón de un jardín de Son Bonet me desconectó temporalmente del ruido y las prisas para quedarme con una sonrisa de oreja a oreja.

Y a ti, te pido pido que sigas a la Asociación Amigos de la Aviación Histórica en Instagram, que entres en su web y que, si si puedes, contactes con ellos para echar una mano. Pregunta qué necesitan y ayuda en lo que puedas.

Te dejo unas fotos aquí debajo para que veas el trabajazo que están haciendo. Como decía antes, esto debe ser el inicio de algo muy bonito y yo no me lo pienso perder.

¡Hasta la semana que viene!

Un comentario en “Asociación Amigos de la Aviación Histórica: Activismo aeronáutico

  1. Ualaaa que chulada!!
    Que bonito y que honroso gesto el darle una digna jubilacion a este maravilloso aparato que forma parte de la historia de la aviacion.
    La verdad Jordi un 11 sobre 10 tu reportaje. Como me gustaria poder acompañarte en estos reportajes y disfrutar al poder ver en vivo estas joyas.
    Gallina de piel, como decia aquel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *