MINI y Mona: hacer un mundo mejor

MINI

Aviso Spoiler: El post de hoy no indaga en la historia ni te va a contar heroicas historias en el mundo del motorsport clásico. El post de hoy te va a dar a conocer unas personas que hacen una labor increíble.

Jordi Batlle, licenciado en espoileaciones por la Universidad de WhyToldMe, Arizona

Como igual sabrás, hace unos años fundé TheComminity junto a otros locos. Con TheComminity hemos llegado a hacer auténticas barbaridades, aunque yo siempre digo que me gusta especialmente «usar» el club para otras cosas. Y, antes de que penséis en sobres y tarjetas black, lamento decirte que hablo de «usar» TheComminity para hacer el bien. O, al menos, intentar contribuir con pequeñas acciones a ello.

Prueba de ello es la historia que te traigo hoy. Corría 2015 y se presentaba el nuevo modelo de MINI Clubman. Desde MINI España nos ofrecieron la cesión de unas cuantas unidades durante un tiempo para que fueran los miembros de TheComminity los que comprobaran, antes que nadie, las bondades del nuevo modelo de la marca.

Elegancia y buena presencia – Foto de Fernando Durán

Hicimos una lista de cosas que teníamos que tener en cuenta: «Estabilidad«, «aplomo«,»calidad de los interiores» fueron las primeras en florecer… hasta que alguien dijo «capacidad del maletero«. Es ahí cuando Fernando Durán, mi compañero de batallas de cabecera, preguntó cómo la podríamos medir a nuestra manera, a lo TheComminity.

El maletero del MINI Clubman

El MINI Clubman, según la marca y las revistas especializadas, tiene un máximo de 1250 litros de capacidad en su maletero. Pero nosotros decidimos medirla en material para la Fundación Mona, un centro de recuperación de primates que hace una labor increíble: Dar cuidados a animales rescatados, víctimas de abusos, maltrato o contrabando de especies.

A partir de ahí, contactamos con la Fundación, quien nos proporcionó una lista de necesidades: Desde comida hasta equipamiento informático. Una vez tuvimos esa lista, nos pusimos a la obra para hacer la magia.

Comunicamos nuestra idea a los socios de TheComminity y tengo que decir que recibimos un auténtico aluvión de peticiones. En muy poco tiempo, la masa social del club empezó a trabajar coordinado para buscar material, pero también alimento para esos animales.

El día de la visita a la Fundació Mona, conseguimos aportar más de 180kg de fruta, material informático, litros y litros de productos de limpieza o herramientas varias que necesitaban. Quedaba lo más importante, cargar los Clubman e ir en ruta, todos juntos, hasta las instalaciones que la fundación tiene en Riudellots de la Selva (Girona).

Los Clubman llenos de material – Foto de Fernando Durán

Una vez ahí, y tras hacer entrega de todo el material, pudimos visitar el centro y descubrir la increíble labor que llevan a cabo. Cogimos conciencia de cómo llegan a sufrir esos animales, víctimas de todo tipo de abusos. Es una experiencia reveladora.

Un mundo mejor

Ha pasado bastante tiempo ya y aún recuerdo esas semanas con una sonrisa en la cara. A veces es necesario dar un paso atrás para coger un poco de perspectiva, Así nos dimos cuenta que podíamos ayudar usando (esta vez sí, sin comillas) TheComminity.

Te recomiendo que conozcas a la fundación y veas la tarea que realizan con esos primates. Verás enseguida que el mundo es un lugar un poco mejor gracias a ellos.

Como siempre, te dejo mi contacto en Twitter o Linkedin para que sigamos la conversación. Será un placer conocer si conocías la Fundación Mona o si aportas tu granito de arena en otras causas.

¡Hasta la semana que viene!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *