Mombasa. Tel Aviv. Reykjavik. TF-ISX: El otro «avión de los milagros»

Aviación

Tengo un compañero de trabajo que lleva una semana inquieto. El próximo lunes le toca volar, aunque ese no es el motivo principal de sus nervios. En su vida ha montado en centenares de aviones de todos los colores. A lo largo de su carrera profesional, mi compañero ha disfrutado del confort de la First Class de algunas aerolíneas y de aterrizajes bastante complicados, por decirlo de una manera suave, en campos recónditos y perdidos en Africa.

Los nervios vienen por el destino al que vuela: Reikiavik. Pero tampoco lo es por el destino en sí. Lo es por la posibilidad de volar en un avión cada vez menos común para el transporte de pasajeros.

Mi compañero lleva una semana consultando el modelo de avión previsto para su BCN-KEF. A priori, estaba previsto que realizara las prácticamente 4 horas de vuelo en un Boeing 737 MAX8, pero a medida que fue avanzando la semana, mi compañero estaba más animado. Icelandair estaba programando esos vuelos con un Boeing 757. Su vuelo de este lunes también está previsto con este modelo de avión, y mi colega no puede estar más contento.

Pero hay más. La compañía islandesa ha realizado los dos últimos trayectos BCN-KEF (FI597) con un avión muy especial, y aquí empieza la historia de hoy.

TF-ISX: Más que un simple B757

El avión del que te voy a hablar hoy tiene una librea muy bonita. Sin ser uno de los B757 “boreales” de Icelandair, creo que la compañía ha sabido sumarse a la (bendita) moda de las libreas retro con mucha clase.

Además, este avión tiene dos particularidades menores:

En primer lugar, el TF-ISX es uno de los dos únicos B757-300 de la flota de Icelandair. Con 222 plazas (38 más que en la versión 200), el avión cuenta con un renovado sistema de entretenimiento y Wifi a bordo. Ni tan mal para un avión con 24 años de vida.

En segundo lugar, es el último B757 incorporado a la flota de Icelandair. En concreto, este avión aterrizó en Reikiavik el 2 de marzo de 2018, procedente de Tel Aviv. Y es aquí cuando este artículo se pone interesante.

El Boeing 757 de Arkia

Efectivamente, echando un ojo en cualquier web que indique la procedencia del avión, descubrimos que esta unidad, antes de operar para la compañía islandesa, voló bajo librea de Arkia.

Arkia es la segunda aerolínea de Israel, por detrás de El Al. Aunque en la actualidad sólo tiene 5 aviones en su flota, operó hasta 6 unidades de Boeing 757.

Uno de ellos, como ya has podido imaginar, es el avión que se entregó en 2018 a Icelandair. Pero vamos a rascar un poco en su etapa en Israel.

Entregado directamente por Boeing a la compañía Israelí en febrero del año 2000 con matrícula 4X-BAW, este Boeing 757-300 tuvo su base en Israel durante 18 años sin mucho contratiempo, salvo un susto bien grande, en 2002.

De hecho, fue tan grande, que no sé si limitarme a llamar “susto” a lo que te voy a contar.

Boeing 757-300 – 4X-BAW – Arkia | Photo: Wikipedia Commons

Los atentados de Mombasa

Era el 28 de noviembre de 2002 y el protagonista de nuestra historia estaba en pleno despegue en Mombasa, donde llevaba 261 turistas israelís de vuelta a su país tras unos días de vacaciones en la ciudad keniana.

Justo después de despegar, el comandante Rafi Marik, con una amplia experiencia como piloto militar, describió un ligero golpe, atribuido a un posible impacto de ave. Un instante más tarde salió de dudas, cuando vio “dos focos de luz que pasaron a gran velocidad al lado del avión y produjeron dos detonaciones”.  El vuelo IZ58 había sido atacado con 2 misiles lanzados desde tierra.

Inmediatamente, la tripulación comunicó a la Torre de control de Mombasa lo ocurrido, descartando enseguida volver al aeropuerto de origen por riesgo a ser atacados de nuevo.

Pese a que muy pocos pasajeros fueron conscientes de lo ocurrido en ese mismo momento, se vivieron momentos de cierta tensión en el cockpit. El capitán, tras comprobar que los sistemas del avión funcionaban correctamente, y tras recibir confirmación desde la base de la aerolínea, desestimó realizar un aterrizaje de emergencia en Nairobi y el avión siguió el rumbo previsto a Tel-Aviv.

Sólo cuando el avión entró en espacio aéreo israelí el comandante informó a los pasajeros de lo que había sucedido. En ese momento, dos F-15 de la fuerza aérea escoltaron el 757 y a los pasajeros hasta el aeropuerto de Ben Guiron, donde aterrizaron sanos y salvos.

No tuvieron la misma suerte los anteriores pasajeros del mismo avión. Algunos de ellos se encontraban en el hall del hotel Paradise Kikambali cuando tres terroristas suicidas causaron 15 muertos y 80 heridos en un atentado realizado prácticamente al mismo tiempo que el avión era atacado.

Días más tarde del incidente, se especuló que el avión estaba equipado con contramedidas para evitar misiles guiados por calor y que precisamente eso fue lo que salvó a pasajeros y tripulación de la tragedia.

Portada de La Vanguardia – 29/11/2002

Sea como sea, esto forma parte de la leyenda (o no) de las contramedidas en aviones comerciales israelís, que darían para un artículo completo.

Volviendo al 757, el aparato fue revisado a fondo tras aterrizar y no se encontró ningún daño en fuselaje ni en los sistemas electrónicos, volviendo al aire pocos días después.

El resto es historia, el Boeing 757 siguió operando para Arkia hasta 2018, fecha en la que emprendió su viaje a Islandia donde le esperaban con los brazos abiertos, y una librea especial.

En un post anterior te hablé de un Boeing 757-200 de Priviliege Style, apodado “el avión de los milagros”, hablando en términos deportivos. La historia del B757 de hoy, evitando el impacto de 2 misiles y salvando la vida de 280 personas, sí debería ser considerado un milagro de verdad.

Aquí termina la historia de hoy. Espero que te haya gustado y que hayas descubierto algo nuevo. Como siempre, te invito a seguirme en Twitter y Linkedin, y aprovecho para dejarte el artículo del que te he hablado unas líneas más arriba: “El último vuelo del avión de los milagros”.

Espero seguir viendo el B757 de Icelandair muchos años más y, a ti, el próximo sábado a la misma hora.

¡Hasta la semana que viene!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *