BMW nine T Pure

BMW nine T Pure: ¡Pura moto!

motociclismo

Hoy estoy muy contento, pues esta es mi primera prueba de una moto que ve la luz. Y, realmente, no se me ocurre mejor aparato que este que os quiero presentar.

La BMW nineT siempre ha sido una de mis motos preferidas. Con su motor refrigerado por aire/aceite que nos da 109cv, con su cardan… Pero para especificaciones técnicas estoy seguro que ya habrás ido a sitios especializados. Yo te voy a hablar de un día memorable y mis sensaciones a sus mandos.

Sensaciones en ciudad

La moto es dura. Incluso podría decirte que tiene un puntito de ruda. Aunque la posición de conducción es cómoda para ser una Naked.

El día de la prueba amanece con amenaza seria de lluvia. Nada más recogerla, y tras el precioso cabeceo al arrancarla y salir callejeando, ya veo que la moto, pese a su motor bóxer de 1.170cc, se desenvuelve con agilidad.

Aparecen las primeras gotas y en ningún momento la nine T hace el amago de darme un susto. Su baja altura, de 785 mm, también pone de su parte para proporcionarme esa seguridad. Deja de llover justo cuando entro en una vía rápida y la sensación de alivio es doble.

Saliendo de la urbe y parada previa a la ruta

Nada más salir de la ciudad paro a esperar a mis buenos amigos Estela y Joan, con quién iba a compartir ruta. Me detengo, paro el motor, y le doy una vuelta a esta preciosidad cámara en mano.

Esta unidad monta, además de su equipamiento de serie, la pintura verde Underground Option 719, los colectores de escape cromados, y el escape con doble salida. Mira qué bonita.

Amor a primera vista – Foto: Jordi Batlle

Una vez llegan, arrancamos antes de que empiece a llover de nuevo. Debemos adaptar la ruta prevista para ir hacia el sur, por donde parece que va a haber menos nubes. La primera en la frente, nada más adentrarnos en carretera secundaria, empieza a llover. Esta vez con ganas. Subimos el puerto de montaña con mucho tacto en el gas y recuerdo que esta nine T dispone de 3 modos de conducción:

  • Road: Para una conducción equilibrada. Es el modo de conducción por defecto.
  • Dynamic: Lo más destacable es el tacto del acelerador, de una respuesta mucho más rápida. La moto te deleita con un sonido más deportivo a través del escape. Punto a favor.
  • Rain: Mi salvación ese día. La respuesta del acelerador se vuelve mucho más suave, lo que convierte la nine T en una moto mucho más dócil.

Así pues, paso al modo Rain y sigo enlazando curvas con suavidad, pero con mucha más confianza. Una maravilla.

El modo Rain modifica la respuesta del acelerador – Foto: Jordi Batlle

La lluvia no cesa y ya andamos los 3 empapados. La importancia de llevar equipamiento adecuado es aún más evidente en días como este. En este caso, la decisión de cambiar mis guantes de verano habituales por los ByCity Oslo fue todo un acierto. Te podrá parecer una tontería, pero la goma que incorporan en el lateral del pulgar es muy útil para limpiar la visera, a modo de limpiaparabrisas.

La suavidad en la conducción y la incesante lluvia nos lleva a recorrer menos distancia de la prevista, pero conseguimos parar a desayunar en un bar de carretera. Buen momento para secarse un poco y recuperar fuerzas, comentando la jugada.

Tras el desayuno, la APP de meteo indica que hacia el interior no encontraremos absolutamente nada de lluvia. El señor mayor con el que nos cruzamos camino a las motos lo confirma: No va a volver a llover. Le creemos.

La BMW nine T Pure en tramos rápidos

En ese momento, empezamos un tramo menos revirado y más rápido, en el que llegamos a rotondas que están completamente inundadas, lo que nos lleva a ir con algo de cuidado extra. A medida que van pasando los kilómetros y va saliendo el sol, la carretera se va secando y nuestro ritmo empieza a ser más alegre.

Cuando llegamos a un tramo de curvas cerradas, la carretera ya estaba completamente seca, así que paso la nine T al modo Dynamic. Una sonrisa de oreja a oreja asoma por la visera de mi casco. Maravilla. La moto se comporta muy muy bien en tramos ratoneros, pese a los 222kg que nos indica BMW que pesa.

Unos 100km después decidimos parar a estirar las piernas y tomar un refresco. Este tramo ha sido mucho más agradable de conducir, dada la ausencia de lluvia. La moto, en el modo Dynamic, se ha comportado muy ligera y agradable. Sus suspensiones me han gustado mucho circulando en asfalto en buen estado. Sin embargo, su dureza te obliga a ir bastante más tenso cuando el firme no está en óptimas condiciones.

En cuanto a la frenada, sus discos de 320mm y 265mm aseguran un comportamiento correcto. Tratándose de una moto de la gama Heritage y no una moto creada especialmente para una conducción más «R», podemos decir que es más que suficiente.

El siguiente tramo una vez retomada la marcha transcurre por carretera secundaria, pero mucho más recta. La buena posición encima de la moto ayuda a que el trayecto sea cómodo. No se hace nada pesado y la nine T responde con brío cuando hay que realizar algún adelantamiento.

De puerto a puerto

Habíamos empezado la ruta recorriendo las sinuosas carreteras de un puerto de montaña bien empapados por la lluvia, y teníamos previsto terminarla en otro puerto. En este caso, se trata de un puerto en el mar. Con sus barcos, o sus restaurantes a escasos metros del agua.

El tramo final antes de llegar a nuestro destino es el más agradecido. Ritmo alegre y un (hasta ese momento) ausente Sol calentándonos. ¡Qué sensación más agradable!

Tras la comida y un repostaje, decidimos volver a Barcelona por la costa. Hablando de repostar. Esta BMW nine T pure no dispone de indicador del nivel de combustible. Su generosa reserva te permite ir un poco más tranquilo los primeros días que la conduces, pero hay que tener ese detalle en cuenta antes de emprender una ruta aventurera.

De vuelta

Los últimos kilómetros antes de llegar a casa transcurren a ritmo suave, relajado, enlazando curvas con el mar reflejando los últimos rayos de sol. Brillante, como mis ojos después de un día maravilloso encima de una moto que hace honor a su nombre. La pureza de conducir en su máximo exponente.

La BMW nine T Pure parte de un precio recomendado de 14.450€ y la encontrarás en cualquier concesionario oficial BMW Motorrad. Puedes configurarla a tu gusto aquí.

Te dejo unas cuantas fotos de la BMW nine T Pure aquí debajo. ¡Disfrútalas!

BY CITY presenta su nueva colección primavera/verano 2023

motociclismo

La marca de accesorios para el motorista BY CITY ha presentado su nueva colección primavera/verano 2023 en Barcelona. Me he podido pasar por ahí a conocer de primera mano sus novedades.

La primera novedad es, en si, el lugar donde pudimos descubrir los nuevos productos. BY CITY ha abierto en la ciudad condal un showroom para que profesionales del sector puedan ver una gran parte de su catálogo. Ver, tocar, conocer. El trato directo face to face siempre ayuda.

En cuanto a las novedades en producto, destaca la inclusión de nuevos tejidos. Ello se hace muy identificable en sus chaquetas y pantalones. De corte casual, no renuncian a la seguridad con materiales antiabrasión y con certificación Doble A. Desde la marca destacan su comodidad, al mismo tiempo que incluyen nuevas protecciones, más ligeras y flexibles que las anteriores.

Chaqueta BY CITY de acabado vaquero

En segundo lugar, su gama de cascos ya famosa por los diseños retro, se ha visto ampliada con nuevos modelos modulares y de tipo jet, todos ellos cumpliendo la normativa ECE/UN R.22.06. El casco modular, llamado 180 en alusión a la apertura de 180º, está fabricado en fibra y se vende en varios colores. Tiene un peso de 1400gr (+-50gr).

Casco modular 180 – Photo: BY CITY

Finalmente, y para que conste que no empiezo a vestirme por los pies, nos mostraron su variedad de calzado casual con refuerzos en puntera, tobillo y talón, y suela antideslizante. No diré que van a la moda porque hablar de gustos es muy personal, pero no diríais nunca que se trata de calzado para ir en moto.

Tengo que reconocer que, pese a ir en moto regularmente, soy más motero de ciudad. Uso mi BMW F650GS Twin para ir al trabajo, ir al centro de Barcelona y ocasionalmente alguna ruta tampoco demasiado larga.

Y, aunque me da un poco de vergüenza decirlo, suelo ir al trabajo con una chaqueta sin protecciones. Precisamente por el hecho de que me resulta incómoda y molesta. Igual tendría que probar una prenda más cómoda.

Y, vosotros, ¿lleváis siempre equipamiento adecuado en vuestros trayectos urbanos?

¿Vais totalmente protegidos en vuestros desplazamientos urbanos en moto?

Ver los resultados

Cargando ... Cargando ...

Nota a pie de página: He decidido empezar a escribir sobre automoción no relacionada con los MINI. Eso incluye sobre motos y otras marcas de coche. Para no alterar, de momento, la estructura del blog, estas publicaciones no serán nunca en sábado, donde siempre recibiréis contenido sobre aviación y MINI.

¿Os parece buena idea? ¡Os leo en los comentarios, en Twitter, y en Linkedin!